sábado, 29 de noviembre de 2014

¿SABÍAS QUE UNO DE LOS EFECTOS ADVERSOS DE LOS ANTICONCEPTIVOS ES EL ACNÉ? TE CONTAMOS CÓMO SOLUCIONARLO


Muchas son las mujeres que deciden tomar anticonceptivos y no sólo buscando la anticoncepción, sino también buscando reglas menos dolorosas, más regulares y menos abundantes o bien buscando un efecto colateral de sus efectos anticonceptivos, como por ejemplo, coadyuvante en el tratamiento del acné.

Pero, ¿conocéis sus efectos adversos? Y lo más importante ¿sabéis cómo prevenirlos o paliarlos? Retención de líquidos, aumento de peso, tensión mamaria, cefaleas, hirsutismo, hiperpigmentaciones cutáneas o, incluso acné, son los más frecuentes. ¿Estáis tomando la píldora y no entendéis porqué os salen granitos? Te contamos por qué y cómo solucionarlo.

Todo el mundo tiene algún conocido que “está tomando la píldora porque tiene muchos granitos”. Lo primero, evaluemos, ¿Qué tiene que ver el acné con las hormonas sexuales?

La primera causa de acné es debida al crecimiento de una bacteria conocida como propionibacterium acnés. Esta bacteria vive en nuestra piel, frecuentemente en el folículo piloso. Para su crecimiento y proliferación necesita un medio graso, y este medio graso lo van a facilitar nuestras hormonas sexuales. A grandes rasgos, y no haciendo hincapié en el metabolismo, podemos decir que un aumento en sangre de nuestros andrógenos, provocará un aumento de la testosterona y como resultado tenemos un aumento de la producción de sebo y del crecimiento de la glándula pilosebacea. Con lo cual, le damos a la bacteria el medio perfecto para que crezca a sus anchas.

Entre los tipos de anticonceptivos orales podemos diferenciar claramente dos: Los anticonceptivos combinados (los más utilizados habitualmente), que combinan estrógeno sintético y gestágenos y los que sólo llevan gestágenos. Estos últimos, los gestágenos, serán los responsables de un aumento o disminución del acné en nuestra piel. Esto dependerá de su afinidad por unirse a lo que los profesionales sanitarios llamamos, “receptores androgénicos”. Para que todos me entendáis, estos receptores son como “botones” en nuestras células, que al ser pulsados por los gestágenos, provocarán un aumento del sebo y del crecimiento de la glándula pilosebácea. Así, cuánto más afinidad tengan a “pulsar esos botones” más sebo producirán.

¿Qué píldoras “pulsan el botón” en mayor cantidad? Las que contengan sobre todo levonorgestrel. El levonorgestrel es el gestágeno comercializado hasta ahora más afín a estos “botones del sebo”. Lo encontraremos en píldoras post-coitales o “píldoras del día después” (Postinor® y Norlevo®) y Levobel®,  Microgynon® y la especialidad genérica Etinilestradiol/levonorgestrel, estas 3 últimas como anticonceptivos.

¿Si tomo o estoy tomando alguna de las mencionadas píldoras, me saldrá acné? No, ya que existen otros factores condicionantes, como por ejemplo, una tendencia a la hiperqueratosis folicular (la piel no se exfolia adecuadamente y obstruye el folículo, provocando acné), una predisposición genética, una mala alimentación, o incluso, factores psicológicos.

¿Qué hago si estoy tomando la píldora y he notado que saliera algún granito, o me ha empeorado el acné que tenía antes? Si únicamente notas un aumento de grasa, con algún granito puntual, te recomiendo que utilices geles con agentes queratolíticos (ácido salicílico, por ejemplo) que te ayudarán a purificar la piel y eliminar impurezas como el nuevo Gel Purificante Everclean de ISDIN (en Farmacias y Parafarmacias por aprox. 10-14 euros) y si tu piel además de grasa, tiene tendencia acnéica, la limpies con un producto que también posea queratolíticos y que además incluyan en su formulación agentes calmantes, como el Gel Salises de Sesderma (unos 22-24 euros, también en farmacias).

Por supuesto, no debéis olvidar nunca un buen tónico y puesto que estos productos tienden a enrojecer la piel, os recomiendo encarecidamente tonificar con un spray pulverizador de agua termal. Yo llevo usando desde hace años la de la Roche Posay (entre 3 y 15 euros, dependiendo de la cantidad del envase), su alto contenido en selenio le confiere propiedades antiinflamatorias, calmantes y regenerantes.

Dejaremos secar este tónico y aplicaremos después una crema NO COMEDOGÉNICA, esto quiere decir que la crema, en condiciones normales, no nos provocará acné. Si nuestro problema es la grasa y los brillos, no dudes en utilizar el Fluído Matificante Hidratante de Avene (entre 12 y 15 euros) o el Gel Crema Ultra Matificante de ISDIN (aprox. 18 euros). Si teneis una piel grasa pero con tendencia acneica, el nuevo Effaclar DUO de La Roche Posay (12-13 euros), es la mejor opción. Con una forma mejorada, además de tratarte el acné, te ayudará a reducir las marcas que estos producen.

Si llevando una buena higiene, si no te acuestas sin desmaquillar, si hidratas la piel y llevas una dieta sana y no consigues paliar esos pequeños brotes, no lo dudes, acude a tu médico para solicitar un cambio de píldora, existen muchas y en tu casa, puede haber otra mucho más indicada.


Olga Orantes. Farmacéutica, nº Colegiado: 21.209

http://www.hvil.sld.cu/bvs/archivos/641_50hormonas%2520sexuales%2520estrogenos,%2520gestagenos,%2520androgenos.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner