domingo, 1 de febrero de 2015

UN PROBLEMA DE TODAS, LOS HONGOS O CÁNDIDA VAGINAL.

Hola a tod@s y hoy de nuevo especialmente a las mujeres.

¿Alguna vez habéis tenido Cándida- hongos vaginales? ¿Te pasa constantemente y no sabes porqué? Os resolvemos hoy todas las dudas acerca del tratamiento y prevención de esta patología.

La candidiasis es una patología muy frecuente en las mujeres, se dice que aproximadamente el 75% la tendremos en algún momento de nuestra vida, y que, aproximadamente, la mitad experimentará más de un episodio de candidiasis en su vida.

¿Por qué se produce la cándida? Lo primero que debemos entender, a grandes rasgos, es que todas tenemos este hongo en nuestra vagina y que, nuestras defensas vaginales (lactobacilos), mantienen a raya a este hongo. Cuando nuestras defensas vaginales bajan (baja la cantidad de lactobacilos), el hongo aprovecha para crecer y reproducirse, provocando estos síntomas comunes tan molestos.

¿Qué síntomas tiene esta patología? Lo más común es presentar un picor intenso, que puede darse tanto por fuera como por dentro de la vagina, acompañado de una secreción característica, de color blanquecido, que suele recordar al "requesón".

¿Qué baja las defensas de mi vagina? El uso de antibióticos de amplio espectro (especialmente aquellos que incluyen el ácido clavulánico en su formulación), el embarazo, el uso de anticonceptivos, la diabetes, la menstruación, la práctica frecuente de sexo oral o la promiscuidad, son factores que aumentan las probabilidades de padecer este tipo de infecciones.

¿Qué debo hacer si creo que padezco cándida por primera vez? Si es la primera vez que presentas estos síntomas y sospechas de infección por cándida, lo ideal es que consultes con tu médico de atención primaria, para que valore tus síntomas y nos confirme la posible existencia de la infección. Lo ideal es que realice un cultivo vaginal y observar si hay crecimiento del hongo en el laboratorio, aunque a veces es tan evidente la infección, que te pautará el tratamiento sin necesidad de pruebas complementarias.

No es la primera vez que padezco de esta infección ¿Qué debo hacer? Lo primero es instaurar un tratamiento antifúngico efectivo y lo segundo que debemos hacer es considerar una bajada de defensas vaginales.

¿Qué productos me ayudarán a subir las defensas vaginales? Los llamados probióticos y prebióticos. Los probióticos son las propias bacterias, en nuestro caso, los Lactobacillus, y los prebióticos, entre nosotras, los entenderemos como la comida de estas bacterias para que crezcan a sus anchas por nuestra vagina.  Actualmente en el mercado disponemos de dos tipos de formas de administración de estas bacterias, por vía vaginal, en forma de cápsulas, que deberán ponerse todas las noches, entre 6-10 días dependiendo de la marca que elijamos. Existen también tratamientos por vía oral pero hablaré sólo de la vía vaginal por ser los más recomendados por los ginecólogos y obstetras.

¿Qué productos llevan este tipo de probióticos y prebióticos? Personalmente destaco en el mercado 3 productos. Dos cápsulas vaginales, que se introducirán en la vagina por las noches, Muvagyn probiótico vaginal de Casen Fleet e Isadin alfa-barcilus de ISDIN (este último debe ser conservado en nevera). Por otro lado, y reservándome para el final mi favorirto, Muvagyn tampón probiótico, para mi gusto, el más eficaz y cómodo.

¿Debo utilizar geles de limpieza específicos? Siempre debemos utilizar geles específicos que respeten el pH vaginal, es decir, que en el envase ponga un rango de pH entre el 4 y el 5,5. Desgraciadamente, un pH ácido favorece el crecimiento de la cándida, por lo que durante un tiempo, deberíamos utilizar un gel con un pH neutro o ligeramente básico (pH 7-8), para dificultarle cuanto más podamos el crecimiento al hongo. Actualmente existen en el mercado productos de limpieza especiales para estos casos, como GinecanesGel Calm y Melagyn gel limpiador, ambos con un alto contenido en glicerina, y extractos hidratantes que darán más confort en estos momentos especiales.


Una vez dicho esto, pongamos ejemplos de tratamiento:

Caso 1: Supongamos que el médico nos pauta clotrimazol 100 mg durante 6 noches, acompañado de la crema (si picor): Cumpliremos el tratamiento pautado por el médico y, tras la finalización del periodo, empezaremos la noche siguiente con las cápsulas probióticas de elección, Muvagyn cápsulas durante 8 noches o Isadin Barcilus durante 6 noches.
 Debemos repetir el tratamiento probiótico durante 3 meses, después de las reglas, para asegurarnos de que hemos restablecido la flora vaginal. Desde el día de diagnóstico, hasta el comienzo del tratamiento con probióticos, debemos lavarnos con uno de los geles citados o cualquier otro que reúna las mismas características (Para uso vaginal, con pH entre 7 y 8 y con agentes hidratantes, ya que los tratamientos farmacológicos resecan mucho la zona). Aprovechad el gel sobrante para utilizarlo como lavado rutinario durante el periodo menstrual.

Caso 2: De nuevo el médico nos pauta el mismo tratamiento, lo cumplimos y en este caso decidimos utilizar Muvagyn tampón probiótico. Son unos tampones aparentemente normales, que serán introducidos durante la regla, durante mínimo 3 días, manteniendo el tampón mínimo 1 hora - 2 horas en la vagina. Harán de sustituto de los tampones habituales y podremos elegir su absorción según la cantidad de flujo. Repetiremos el tratamiento de nuevo 3 meses durante 3 reglas, para asegurarnos de recuperar de nuevo toda la flora vaginal. Como comentamos, seguimos recomendando el uso de un gel adecuado.

Caso 3: El médico me ha pautado antibiótico y siempre que me lo tomo, aparece la dichosa cándida. Previene el regreso del hongo utilizando los probióticos antes de que aparezca y durante el tratamiento con el antibiótico. Toma el antibiótico pautado por el médico, respetando la dosis y la duración del mismo y utiliza, según el día del ciclo en el que te encuentres, probióticos en cápsulas o los tampones si te coincide la toma con la regla.

Caso 4: Estoy embarazada. ¿Puedo hacer uso de los probióticos? Si, pero debes consultar con tu médico el más adecuado para ti. Además, aquí se hace muy importante el uso constante de un gel de limpieza especial si ya tuviste cándida antes.


¿Estas infecciones se contagian con las relaciones sexuales? Lo primero que tenéis que tener claro es que NO es una enfermedad de transmisión sexual, aunque muchas veces se relaciona con una alta frecuencia de actividad sexual. En estos casos, el hombre no suele presentar síntomas, salvo casos aislados, donde observamos enrojecimiento y picor. En tal caso, ellos también deberán ser tratados por un médico. Se recomienda que durante la infección y durante la duración del tratamiento se utilice otro método barrera como el preservativo.


Si hay algo que no te quedó claro o tienes alguna otra duda, no dudes en contactar conmigo en:

paraguapatu.info@gmail.com

Olga Orantes, farmacéutica. Colegiado nº 21.209 


Para más info consulte la bibliografía base del artículo:
http://www.aego.es/hongos_vagina.asp#candidiasisvulvovaginal
http://salud.bayer.es/es/parafarmacia/dermatologicos/ginecanesgel/ginecanesgel-calm/que-es/
http://www.gynea.com/productos/salud-de-la-mujer/proteccion-intima/melagyn-gel-19
http://www.isdin.com/es/salud-mujer/vulvovaginitis-isadin-a-barcilus
http://casenrecordati.com/producto/muvagyn-probiotico-2/
http://casenrecordati.com/producto/muvagyn-probiotico/
*Fotos sacadas de la web comercial del laboratorio que comercializa dichos productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner