sábado, 23 de mayo de 2015

GASTROENTERITIS, CUÁNDO PREOCUPARSE Y CUANDO NO

¡Hola a tod@s!

Hoy vengo a hablaros sobre un tema muy frecuente en esta temporada, las gastroenteritis.

Y es que muchos continuamos con las costumbres inviernales, por ejemplo, la de guardar la leche fuera de la nevera. Son hábitos que no causan ningún problema durante la temporada fría y que con la llegada del buen tiempo debemos cambiar.

¡Que levante la mano aquel que no ha tenido ninguna gastroenteritis!

Las gastroenteritis se caracterizan principalmente por: náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre, ardor de estómago, gases... son síntomas bastante familiares para todos, desgraciadamente.

¿Qué debemos hacer ante una gastroenteritis? Lo primero, valorar al enfermo: ¿Tiene fiebre? ¿La fiebre es mayor de 38? Si la respuesta es sí, al médico de cabecera que valore.
Lo segundo, actuemos: Si se trata de una gastroenteritis que cursa sin fiebre, nuestra finalidad principal siempre debe ser la de hidratar al paciente. Ya sea pequeño o adulto. Se hidratará al paciente de forma inmediata si se trata de diarreas y, si se trata de vómitos, esperaremos unas horas hasta empezar a hidratar al paciente (a nadie le apetece tomar nada después de vomitar). Una vez que el paciente tolera bien la hidratación, se podrá valorar la introducción de alimentos ligeros, como pavo, jamón cocido o incluso algo de arroz.
¿Y si el paciente vomita los líquidos? Si no somos capaces de hidratar al paciente el riesgo a la deshidratación existe, por lo que se deberá de acudir al médico para que se valore la posible deshidratación. Posiblemente, si el facultativo estima oportuno, nos pautará medicamentos antieméticos (para no vomitar) y poder hidratarnos nosotros en casa tranquilamente. Estos comprimidos, de forma general, se tomarán antes de las comidas, para evitar vomitar lo ingerido.
¿Si tengo diarreas, puedo tomar "Fortasec"? La respuesta es ambigua. Puedo tomar fortasec si sé a ciencia cierta que mi diarrea no es preocupante. Es decir, las diarreas las provoca nuestro cuerpo para expulsa aquello que nos hace efecto. Si yo tomo fortasec y corto la diarrea, mi cuerpo puede no ser capaz de expulsar aquello que me está haciendo daño y debemos estar seguros de que ese algo no es preocupante, como una bacteria o intoxicación alimentaria: DEBE VALORAR EL MÉDICO.
Para aquellos que tengáis que trabajar y no podáis estar tanto tiempo pegados al baño os propongo una alternativa más natural, Ultra-Levura, No corta tan de golpe la diarrea, pero sí lo hace a lo largo del día y sin crear la problemática que trae consigo el Fortasec (Si, lo cierto es que no estoy muy de acuerdo con la venta libre del Fortasec, puesto que creo que se está haciendo muy mal uso del producto. Es un medicamento que hay que tratar con mucho respeto puesto que puede enmascarar infecciones graves y que nuestra sociedad actual, con el estrés con el que vivimos, la presión de no poder faltar a trabajar puede hacer que nos precipitemos a la hora de tomar medicamentos de este tipo.
No quiero hacerle publicidad a la Ultra-levura, en verdad lo que lleva es una levadura llamada Saccharomyces, por lo que cualquier producto que lo lleve y esté indicado para estos periodos nos puede servir (Arkopharma los trabaja también y son más baratos).

También quiero que tengáis en cuenta otros síntomas (de momento hemos dicho que nos preocupará si tenemos fiebres más altas de 38º o si el paciente vomita no tolera los líquidos), un dolor abdominal en una zona localizada, puede ser indicativo de una apendicitis. Si notáis dolores intensos en lugares concretos, mi recomendación es que no toméis nada para aliviarlos, puesto que esta falta de dolor puede hacerlos pensar que estamos bien y en verdad toparnos con una apendicitis enmascarada.
Un error muy frecuente es darle al paciente yogures/derivados de la leche o incluso manzanas. No están indicadas hasta pasados 3 días desde la última deposición suelta, ya que aumenta el peristaltismo (aumenta el movimiento del intestino).

¿Qué es mejor que tome para hidratar, aquarius de limón? Pensemos, ¿el aquarius para qué es? Para hidratar a los deportistas. ¿Creéis que la hidratación debe ser la misma entre un deportista y un paciente con gastroenteritis? ¿Creéis que se pierde la mismo por el sudor que por los vómitos o diarreas? La respuesta es NO. Pero mejor eso que nada. Existen preparados específicos para este tipo de convalecencias, incluso en forma de gelatinas en el caso de que el paciente no pueda tragarlos. Creo que el suero hiposódico en la farmacia no llega a 3 euros y vienen 5 sobres (para disolver un litro cada uno) por lo que se hace indiscutible: comprar el suero es mucho más económico que comprar aquarius, por no deciros que es mucho más completo.

A pesar de ser algo desagradable, es conveniente revisar la apariencia de vómitos y heces: Hay que buscar sangre, moco, heces negras o objetos sospechosos (imaginaos que el niño hace caca o vomita algún objeto que se ha tragado, el médico debe valorar si el paciente  puede tener más restos en el intestino y le está produciendo una obstrucción intestinal, por ejemplo). Asique, armaos de valor y hacedlo, puede dar mucha información al médico.

Por último, recopilemos:
- Tomo medicación de forma habitual y estoy vomitando, ¿qué hago, la tomo? Pues a veces si, y a veces no. Conviene valorar el tipo de medicación y la importancia en ese momento. Digo esto por que hay medicamentos que si tenemos el estómago algo irritado pueden irritarlo más, produciendo por ejemplo ardor, por lo que yo os recomiendo que preguntéis al médico o farmacéutico de confianza.
- Acudiré sin falta al médico si: Tengo fiebres altas, no controlo el número de deposiciones, vomito los líquidos, llevo un día con gastroenteritis y he perdido mucho peso, tengo un dolor abdominal fuerte, si hay más miembros de mi familia afectados y he compartido comida con ellos, si veo sangre en vómitos o en heces, si veo moco en las heces o si aparece algún síntoma distinto a los recopilados en este blog. Fiebres altas y pérdida de peso pueden estar relacionados con cuadros de salmonelosis. Cuidado con ellas que el buen tiempo acecha.
- El primer día, mi prioridad será hidratar al enfermo (si vomita los líquidos consultaría con el médico), el segundo día podré incluir alimentos sólidos tipo pavo, jamón york, arroz o caldos desengrasados. A partir del tercer día desde la última deposición será cuando incluyamos derivados de la leche, podremos empezar por yogures y quesos (frescos si es posible, ya que tienen menor contenido en grasas), para acabar con leche.
- Sólo utilizaré medicamentos para cortar la diarrea en caso de estar seguros de no tener nada preocupante.
- El lavado frecuente de manos será fundamental, tanto para evitar reinfectarnos como para evitar el contagio a otros miembros de la unidad familiar.
- No tomaremos analgésicos (paracetamol o nolotil) o antiinflamatorios (ibuprofeno, que además puede irritar algo el estómago), hasta que no estemos seguros de nuestra patología o un médico lo haya valorado.
- Tras una gastroenteritis, sobre todo si hemos padecido de diarrea, es normal que no acudamos al baño con la frecuencia rutinaria. Esto es debido a que nuestro intestino a quedado "limpio", literalmente hablando, tanto de restos de comida, como de bacterias que ayudan en la digestión diaria, por lo que es conveniente tomar probióticos (bacterias que están habitualmente en nuestro intestino y que hemos perdido con las diarreas) y prebióticos (fibra, el alimento de estas bacterias), de esta manera, restauraremos la flora intestinal cuanto antes.

Y yo creo que no se me olvida nada.
De todas formas, si tenéis alguna duda, ya sabéis que me tenéis a un simple correo electrónico:

paraguapatu.info@gmail.com


Olga Orantes. Farmacéutica Nº Colegiado: 21.209

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner