martes, 15 de septiembre de 2015

BLANQUEAMIENTO DENTAL: TIRAS BLANQUEANTES CREST, EL ANTES Y EL DESPUÉS.

¡Hola chic@s!

Hoy vengo a hablaros de mi experiencia con las famosas tiras blanqueantes: Crest 3D Whitestripes.

Se trata de unas tiras constituidas por un gel fino y deformable, transparente, que se adaptan perfectamente a la forma del diente. Sólo hay que realizar un poco de presión para que se peguen correctamente. Su composición es notablemente alta, en concreto creo que un 14% de peróxido de hidrógeno (pensaba que llevarían carbamida pero no, al parecer agua oxigenada...). Vienen en sobres con dos bandas transparentes, una para la mandíbula superior y otra para la inferior, ambas capaces de cubrir todas las piezas dentales que enseñamos al sonreír.

Compré y probé en concreto las Crest 3D Whitestripes Professional Effects, para seros sinceros no lo compré por la web oficial de España, leí comentarios de gente que les criticaba por no recibir el envío o por no recibir siquiera el e-mail de confirmación. Tengo que deciros que una conocida hizo el pedido a la web de España dos días antes de mi compra por EEUU y no tuvo problema ninguno, le llegaron perfectamente. Asique vía apta para los que las queráis comprar por la web de España.

Pues bien, como el evento para el que quería estaba muy cerca y yo necesitaba rapidez, decidí ponerme las tiras dos veces al día durante 30 minutos, al contrario de como recomendaba el fabricante, una vez al día durante 30 minutos.
Los dos primeros días estupendo, una sensación parecida a la del contacto del agua oxigenada con una herida (las burbujitas que salían aparecían en la tira cuando me las quitaba), en principio no me daba mal sabor de boca. Pero a partir del segundo día, con la segunda aplicación, empecé a notar problemas en las encías. Las tiras cogían parte del comienzo de la encía y la deshidrataba enormemente (se llegaba a volver blanquecina). ¡Culpa mía! Quien me manda hacerlo dos veces al día.
La sintomatología finalizó con un par de úlceras bucales o yagas, una en el paladar (sin tener nada que ver con la posición de las tiras), por lo que ya no se si achacarlo a las tiras o a algún proceso de estrés que sufría mi boca en ese momento.
Tengo que decir que en ningún momento me sangraron ni dolieron, simplemente la molestia de las úlceras. Y francamante, creo que las úlceras las provocó el exceso de tratamiento y no creo que sucedan en personas que lo usen correctamente.

Como ya sabéis, en casa tengo de todo "por si acaso" y utilicé el colutorio de Lacer especial para esta sintomatología (muy untuoso y eficaz, todo hay que decirlo).

También tengo que reconocer que intenté preparar mis dientes para la hipersensibilidad que me pudiera ocasionar: lavaba los dientes con SensiLacer e incluso me puse alguna vez el gel instantáneo para tratar la sensibilidad (después del primer tratamiento por miedo a que me la causara). Lo cierto es que no me ocasionó nada de sensibilidad y, al ver lo inocuo que era con mi esmalte, proseguí con mi pasta habitual blanqueante de sensodyne blanqueante por la mañana y FluorKin Noche antes de acostarme, por lo que a día de hoy, no creo que sea necesario preparar los dientes para este blanqueamiento: lo que sí os recomiendo es el uso de un colutorio antiséptico (que incorpore Triclosán y nada de clorhexidina que amarillea los dientes con el tratamiento.)

¿Como hay que usarlas? Yo previamente me lavaba los dientes con el cepillo eléctrico de Oral-B y posteriormente me ponía las tiras . Con ellas podría hablar perfectamente, incluso beber agua. Es más, fui a trabajar con ellas dos días y la gente ni lo apreció. La duración en concreto de estas es de 30 minutos cada 24 horas. Una vez que te las quitas, conviene lavar los dientes para retirar el exceso de producto. Las tiras quedan bastante bien pegadas y son fáciles de quitar.

Resultados y conclusión final.
Sólo os digo que he decidido tener habitualmente en casa tiras para momentos puntuales, salidas, bodas, cenas... Me han parecido efectivas y rápidas, aptas para prácticamente todos los tipos de esmaltes. Desde luego repetiré (ya tengo en camino otra caja).
Os dejo para finalizar una foto con el antes y el después, para que vosotros mismo valorareis los cambios y el blanqueamiento:



Olga Orantes. Farmacéutica Nº Colegiado 21.209.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner