lunes, 14 de diciembre de 2015

PROTEUM 89+ SÉRUM DE MARTIDERM

¡Hola a tod@s!

¡Pero qué bonito es el color negro! Bonito y elegante, aunque triste y oscuro. Un color que utilizan los laboratorios cosméticos para transmitir al consumidor exclusividad y lujo. Y eso es lo primero que me trasmitió Proteum Sérum de Martiderm (y tengo que adelantaros que no me ha dejado nada que desear).

No quiero extenderme esta vez con su composición (ya es sabido por toda beauty-adicta lo maravillosos que son sus proteoglicanos e innovaciones posteriores): proteoglicanos de última generación (famoso complejo Proteum 89+), Vitamina C, B, A y E. Me basaré en mis impresiones estos últimos 4 días de tratamiento.

Propiedades cosméticas del producto: Textura, olor y primeras impresiones.

De textura lechosa, nada pegajosa y ultra-confortante. Su aspecto blanquecino no da muy buena
impresión al principio, pero una vez aplicado sobre la piel cambiará tu reflexión al instante. En mi cabeza pasó de ser "lechoso", a ser ligeramente cremoso. Una delicia.
En cuanto al olor, muy característico. Bajo mi punto de vista, bastante similar al olor que poseían las ampollas alfa-peeling de la misma marca. ¡Todavía no consigo decirlos a qué me recuerda su olor!

Tras la primera aplicación...


¡Este producto posee una absorción buenísima! Como ya os he comentado, nada pegajoso. Le ofrece a la piel nutrición y confort inmediato (¡y se nota!). Desde luego, después del peeling químico agresivo que realicé, mi piel necesitaba este plus de hidratación y nutrición.

¿Cómo he utilizado el producto?

Tengo que reconocer que he utilizado el producto únicamente por la noche (por el día estoy utilizando y probando otro tratamiento distinto), y es aconsejable que, si se va a hacer un único uso al día , sea por la mañana para aprovechar sus efectos visuales (ya que me hidrata la piel y la vuelve tersa y luminosa, ¡que sea visto por todos!). Además, os confesaré que he probado algunas noches a combinarlo con las ampollas alfa-peeling de la marca (ampollas ricas en alfa hidroxiácidos queratolíticos, que potencian y ayudan a la penetración de activos y a la renovación de la piel). Las noches que combiné su uso, primero apliqué alfa-peeling y posteriormente el sérum.

¿Compraría el producto? 

Conseguí un par de muestras por mediación de una de mis mejores amigas, Olaya (¡muchísimas gracias por darme a probar este gran producto!), y he estado usando el producto durante 9 días. Es de entender que en 9 días no voy a sacarle el máximo partido, pero si da tiempo a ver sus beneficios a largo plazo y sobre todo, a decidir si seguiría utilizándolo como rutina diaria.
La respuesta es corta: SI y pagaría incluso los 70 euros que tienen algunas farmacias como precio marcado (algunas también os digo lo que tienen a 50, todo hay que valorarlo.)

Desde luego, un producto que bien merece premio de belleza, tanto por su eficacia, como por su innovadora tecnología (galénicamente hablando me parece una pasada) y os lo recomiendo encarecidamente, tanto aquellas mujeres de piel madura que quieran tratar y paliar los signos de la edad, como aquellas pieles jóvenes que queráis darle un superplus antioxidante y prevenir los efectos del tiempo en vuestra piel.

Y ahora, ¡deseando probar las nuevas ampollas Black Diamond Skin Complex de la marca!

Un abrazo fuerte a todos,

Olga Orantes. Farmacéutica. Nº Colegiado 21.209.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner