domingo, 17 de enero de 2016

LOS 10 ERRORES DE BELLEZA MÁS FRECUENTES.


¡Hola a tod@s!

Hoy quiero hablaros de una serie de descuidos frecuentes, descuidos que cometemos prácticamente todos casi a diario, y que supondrán un gran extra para la salud de nuestra piel y cabello si los tenemos en cuenta todos los días.

- Secarnos el pelo al salir de la ducha antes de aplicarnos crema en la cara: ¡Alto! Hemos eliminado parte de nuestra barrera de defensa con la ducha, qué menos que reponer la barrera hidrolipídica con una buena crema antes de agredir más la piel con el calor del secador.

- No aplicarnos aceite/sérum tras peinar el cabello con calor: Todas aplicamos productos antes de utilizar calor en nuestro cabello, pero ¿lo haces cuando terminas? Nuestro cabello ya ha sido agredido, y no le vendría mal reponer algo de hidratación, un buen producto que selle la fibra capilar y la hidrate como se merece.

- Lavarnos los dientes después de maquillarnos: Parece mentira, pero algo tan simple es olvidado por muchas y a mi se me olvida constantemente. ¡no vayamos a tirar por la borda todo el trabajo que conlleva el maquillaje!

- Cepillarnos el pelo, repleto de enredos y con mucha humedad: Lo ideal sería desenredar el cabello cuando nos hemos aplicado el acondicionador o mascarilla en la ducha, al igual que hacen en las peluquerías. El cabello se encuentra mucho más lubricado y tiene mayor facilidad de peinado y desenredado. Partiremos mucho menos el cabello.

- No beber la cantidad suficiente de agua al día. Si, lo se. Repetir y repetir y repetir hasta la saciedad que hay que beber dos litros y medio de agua al día no me va a dar más sed para recordarme que tengo que beberlo. Yo últimamente hago uso de los tés, así se convierte en una costumbre algo más amena.

- Hacernos la manicura antes de acostarnos y olvidarnos de hidratar las cutículas. Se que es para muchas el único momento libre del día, pero es que por mucho que consigas que se sequen es muy común encontrarte a la mañana siguiente el esmalte arrugado. Esto es debido a las capas y capas que han sido aplicadas sin secado previo de la anterior. Hazte en tu neceser con un spray de secado rápido para pulverizar entre capa y capa, aunque si puedes dejarlo para otro momento del día, mejor. Por último, no os olvidéis de hidratar bien la cutícula con un aceite hidratante, aunque sea con aceite de oliva.

- Acostarnos sin limpiar bien la piel. Cuidado toallitas desmaquillantes. Durante la noche, nuestra piel activa un mecanismo específico de regeneración y qué menos que facilitarla este mecanismo con la piel bien limpia e hidratada, por no hacer referencia a los llamados granitos. Si os dijera la cantidad de granitos que nos ahorraríamos todas si nos acostásemos con la piel limpia todos los días... Eso si, las toallitas desmaquillantes (he llegado a ver a chicas que utilizan toallitas para la higiene de pañal), mejor dejarlas para momentos de urgencia, usa una higiene mucho más exhaustiva a diario, tu piel te lo agradecerá.

- Aplicar el maquillaje sin hidratar bien la piel antes. Obtendremos un maquillaje radiante, eliminaremos la "tirantez" y evitaremos el "efecto parche". La base de un buen maquillaje es la hidratación y yo os aconsejo que limpiéis, tonifiquéis e hidratéis bien la piel 30 minutos antes de aplicar el maquillaje. Nos aseguraremos tener una piel elástica y bien hidratada, perfecta para su maquillaje.

- No hidratar los ojos después de desmaquillarlos. ¿Cuántas tenéis el ojo seco tras maquillaros? ¿Cuántas, tras aplicaros lápiz de ojos o eyeliner, tenéis restos en el lagrimal o en la conjuntiva?  Yo siempre, tras eliminar el maquillaje de mis ojos con un producto específico, limpio los ojos con suero fisiológico, retiro los restos visibles con una gasa humectada previamente con suero y, si percibo el ojo seco, aplico gotas lubricantes e hidratantes (utilizo Acuolens por ser las que mejor salen relación calidad-precio).

- No cuidar los pies como se merecen durante los meses fríos. Y todo viene por que sólo lo asociamos a la imagen y no a la salud. Los pies, una de las zonas del cuerpo que más sufren a lo largo del día, por soportar nuestro peso, llevar calzado en muchos casos incómodo y con dificultad de transpiración, es el más abandonado por todas durante los meses de otoño e invierno. Mi recomendación es que reciban un pequeño mimo todas las noches, no te cuides sólo lo que se ve y asocia los cuidados a tu salud, no a tu imagen.

¡Os animo a tod@s a que nos contéis errores que se comenten habitualmente que podamos subsanar todos! ¿Se os ocurre alguno?

Olga Orantes. Farmacéutica Nº de Colegiado 21.209.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner