lunes, 15 de febrero de 2016

BODYBOX DE ENERO ¡TERCER ANIVERSARIO!

¡Hola a tod@s!

¡Algo tardío mi post sobre BodyBox 3er aniversario! Pero todo lo bueno se hace esperar. Esta vez, tuvimos la oportunidad de recibir todas las suscriptoras una caja con 5 productos y una invitación muy exclusiva y especial, una caja valorada en más de 150 euros por 16 euros.

Tengo que ser franca con vosotros. Había cotilleado la caja aniversario de otro años y cuando recibí noticias de esta... ¡me llevé una gran desilusión! Creo que me esperaba más. Ahora, hoy por hoy, uno del os productos de la caja me ha merecido tanto la pena, que ha cambiado mi visión por completo de esta caja aniversario del 2016.
De lo primero que quiero hablaros hoy es de lo mejor de lo mejor: Mi cita en el cetro Smylife de Madrid. ¡Todo un lujo dental, una revolución! Llegué un pelín tarde, todo hay que decirlo, y aún así me atendieron encantadas (primer consejo: si tenéis pensado ir, id con tiempo... ¡la calle Ortega y Gasset por la mañana es horrible no... desesperante!). Una vez allí, no me hicieron esperar ni un minuto, rellené un cuestionario con mis datos personales y antecedentes médicos y me pasaron a una sala oscura, donde hablaron conmigo de mis preocupaciones y porqué no decirlo, me ayudó mucho a relajarme y a romper el hielo, a nadie le gusta ir al dentista ¿verdad? A mi desde el día que les visité, ya no me preocupa.
Una vez pasada la entrevista, subí para que me hicieran una revisión dental completa, sesión de fotos y radiografía panorámica para comprobar el estado de salud de mi boca. Realizadas todas las pruebas, me reuní con una de las odontólogas especialitas, si no recuerdo mal, su nombre era Ana y os puedo asegurar que de todas, la mejor odontóloga con la que he dado en toda mi trayectoria (y os puedo asegurar que he visitado varias clínicas...). Ella valoró el estado de mi boca y me propuso soluciones a mis preocupaciones.
Pero hablemos de su Spa Dental que es a lo que fui. Todo un lujo, una limpieza exhaustiva, como jamás me hicieron y con un cuidado y un cariño excepcional. El dolor... es cierto que no tenía mucho que quitar, pero ya sabéis que las limpiezas pueden llegar a ser horribles de dolor para muchas personas. En mi caso bastante soportable. La paciencia de la higienista al pasar por sitios sensibles fue mucha y me ayudó bastante a soportar las molestias.
En resumen, un centro de lujo, que rompe con cualquier visión habitual de dentista (en cuanto entras, te preguntas si te encuentras en una clínica dental o en un spa), trato profesional y amabilísimo y sobre todo, no te presionan con tratamientos que deben hacerte ¿no os agobian los dentistas cuando empiezan a decirte cosas y cosas y más cosas que debes hacerte? Pues aquí, por lo menos a mi, nada de nada. Encantada con el servicio y seguro que volveré.

Mi segundo producto favorito es el Gel de Baño con stevia y Aceite de Almendras de Hipatia BioCosmetics. ¿lo mejor? Su olor. Un gel fresco a lavanda, muy cosmético y agradable de aplicar.  Lástima que solo podamos disfrutar de 100 ml de producto. ¿Lo compraría? Posiblemente si.

Mi siguiente producto elegido en cuanto a satisfacción es la Crema Corporal Nutritiva de Uvas Frescas. Una crema que absorbe sin dejar residuo ni la piel cargada, ligeramente aterciopelada y bien hidratada. ¿lo peor? Tampoco es que sea malo, pero su olor no me hace mucho "tilín", por lo demás. un producto español del que sentirse orgulloso. Sin parabenes, sin siliconas ni colorantes. ¿lo compraría? Creo que su olor me echaría para atrás.

Mi cuarto producto favorito no es nada más y nada menos que el Eyeliner de Brische. Un eyeliner que os aseguro, es de larga duración (suelo probar el producto en la mano, ducharme y comprobar su estado al salir de la ducha). El color que me llegó no me causó mucha sensación, ya que no suelo maquillar mis ojos con un plateado tan intenso, pero afortunadamente, no tenía nada similar en mi tocador. ¿Lo compraría? Posiblemente si.

Como últimos en cuanto a satisfacción (y no por ello no estoy satisfecha), tengo que contaros sobre la crema de LAIOL, en concreto la crema regeneradora de noche, la cual me pareció algo grasa para textura ligera que aparentaba. Me dejaba algo de brillo en la piel, por lo que entendí que no era una crema muy acertada para mi tipo de piel ¡una lástima! Por el momento, la he regalado, odio dejar abandonados los cosméticos y me encanta que otras personas pueden aprovecharlos y sacarles el máximo partido.

Por otro lado, los nuevos sticks de Maybelline... me han dejado bastante que desear. Creedme, pero he probado miles, desde los más caros hasta los más baratos y casualmente, los mejores que he probado son los más baratos y los de Maybelline no se encuentran entre ellos. Son difíciles de ajustar (a otros se les puede dar forma y cortar con la misma uña) y para colmo no duran como su precio merece. Creo que queda claro que no los compraré.

Y con esto nada más. ¡Espero que mi valoración sobre estos productos os sirva de ayuda!

Como siempre, muchas gracias.

Olga Orantes.
Farmacéutica Nº Colegiado 21.209.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner