martes, 10 de mayo de 2016

La píldora del día después: ¿Qué deben saber los padres?


Hola a tod@s,

Vaya, llegado a este punto me he dado cuenta de que los hijos saben más que sus padres respecto a la dispensación de la "píldora del día después" o "anticoncepción de urgencia".

Hoy, me dispongo a escribir un post encaminado a dar confianza a los padres, a tranquilizarles y a intentar que comprendan el procedimiento de dispensación de las oficinas de farmacia y en cierta manera, tengan cierta seguridad con el sistema de dispensación actual.

Creo realmente que las dudas se contestan mucho mejor planteando dudas, por lo que allá va:

¿Por qué se vende sin receta la píldora del día después?



Para que un medicamento pueda adquirirse sin receta, debe pasar una serie de requisitos, por ejemplo, que el medicamento sea seguro, que no exista riesgo si hay sobredosis, que no sea tóxico o que no tenga interacciones con otros medicamentos (entre otros).

Por otro lado, tenemos el hándicap del tiempo. Cuanto más tiempo pase, menos efectiva es la píldora del días después, por lo que buscar un centro de planificación familiar, acudir a urgencias (¿quien no ha esperado 3 horas en urgencias?) o la búsqueda de una farmacia de guardia, no ayuda para nada a su eficacia.

¿Desde que edad puede adquirir mi hija la píldora del día después si receta?

La píldora del día después podrá adquirirse en farmacias desde los 14 años. Aunque con restricciones. Una menor entre 14 y 15 años (ambos inclusive), deberá tener un "entrevista" con el farmacéutico, a fin de evaluar su grado de madurez (si comprende lo que hace y sus consecuencias).

Además (y esto no sólo abarca a menores, aunque si se pone más énfasis por ser más susceptibles), se indagará sobre esas relaciones para valorar que se cumplen ciertos criterios que indica la legislación actual. Esto es, por ejemplo, saber si la relación sexual ha sucedido con una persona mayor que ella y que no cumpla el principio de edad similar o que no se haya cometido un abuso sexual (entre otras).

Desde luego, ni que decir tiene que también evaluaremos en esta entrevista si está contraindicado el uso de la píldora del día después.

Una vez evaluado el caso en particular, podrá decidirse, o bien dispensar la píldora (con su correspondiente información), o bien la derivación de la menor al centro médico más cercano.

¿El farmacéutico puede negarse a venderle la píldora?

Sólo si va en contra de sus convicciones y a esto se le llama "ejercer la objeción de conciencia". En tal caso, el farmacéutico está obligado a guiar e indicar a la consumidora la zona más cercana donde adquirir la píldora, algo así como "mi criterio profesional no me permite dispensartela, pero entiendo que quieras ejercer tu derecho y puedes comprarla a una manzana de aquí en la farmacia de la calle Orantes" (por ejemplo). Aquí mi postura con respecto al farmacéutico que ejerce la objeción de conciencia es "respeto pero no comparto".

¿Puedo enterarme si mi hija ha consumido o quiere consumir la píldora del día después de alguna manera?

Si es mayor de 14 años y se considera que tiene suficiente madurez como para entender la situación y su repercusión, no. No deja de ser información médica y personal, por lo que sus datos serán tratados con la mayor profesionalidad posible.

¿Qué más información le proporcionará el farmacéutico a mi hija?

Desde luego, nosotros los farmacéuticos tenemos un compromiso con la salud de las personas y no sólo se abordará todo anterior, si no que en este caso (como en muchos otros), otra de nuestras funciones es la educación sanitaria. 

Que el paciente conozca y sea consecuente con sus actos (por ejemplo, con las enfermedades de transmisión sexual), es otro de los temas que abordamos principalmente en estas entrevistas.

Se que para muchos padres la legislación actual puede ser difícil, y no cabe duda que lo mejor es que estos menores recurrieran a sus padres y pidieran ayuda para tomar estas decisiones. Pero sabed que, cuando a mi centro de trabajo acude un menor en esta situación (aunque tengo que reconocer que son muchas menos de las que os pensáis), la ofrezco todo lo que tengo en mi mano para ayudarla y desde luego, la aconsejo de la misma manera que haría a mi propia hija. Y estoy segura de que mis compañeros farmacéuticos hacen la misma labor.

Por último, se que muchos compañeros farmacéuticos, médicos o enfermeras son lectores les blog, por lo que les animo a publicar toda información que crean de utilidad para nuestros padres preocupados.

Un abrazo fuerte y espero haberos ayudado.

Olga Orantes.
Farmacéutica Comunitaria Nº Colegiado 21.209.

Bibliografía:
Curso "Intervención del Farmacéutico Comunitario en Anticoncepción de Urgencia" de SEFAC. Tengo que dar las gracias a SEFAC por su increíble labor con las formaciones a farmacéuticos como yo. Sin duda, nos hacen cada día mejores y más profesionales.
Real Decreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner