sábado, 2 de julio de 2016

¿Sabes qué hacer en caso de insolación? ¿Conoces sus signos y síntomas?



¡Hola a tod@s!

Ya sabéis que muchas veces hablo de lo que más me preocupa.

Este año el sol tiene pinta de pegar fuerte, pegar fuerte para quedarse además bastante tiempo. Hoy he creído necesario informaros sobre qué es el golpe de calor, cómo identificarlo y sobre todo, qué hacer si nos encontramos ante uno de ello (Dios quiera que no), estas vacaciones de verano:


¿Qué es una insolación o golpe de calor?


Parece mentira, pero nuestro cuerpo, piel y grasas sobre todo, juegan un papel fundamental en la regulación de la temperatura. A veces, nuestro cuerpo no es capaz de mantener la temperatura corporal controlada y se dispara (como si tuviéramos fiebre), y esto puede llegar a convertirse en un grave problema para el paciente.



¿Quien tiene más probabilidades de tener un golpe de calor este verano?

Aquellas personas que realizan ejercicio o deporte a las horas de más calor y sin una hidratación constante o incorrecta, personas que trabajan al sol, como son los obreros o jardineros, niños pequeños, ancianos o personas con enfermedades tipo diabetes o pacientes que toman diuréticos (por la pérdida de agua que muchas veces suponen).



¿Cómo sé que estoy sufriendo un golpe de calor y debo acudir al médico?

- Si en muy poco tiempo (5-10 minutos) sube mucho mi temperatura corporal o la del afectado (muchas veces a más de 40º).

- Estoy desorientado, tengo desvanecimiento o me mareo. Se recomienda en estos casos tomar asiento o tumbarnos con las piernas elevadas en un lugar seguro.

- Tengo calambres

- Mi piel está muy caliente y seca (a esto se le llama anhidrosis).



¿Qué debo hacer el caso de sufrir un golpe de calor o me encuentro con alguien que pueda estar sufriendolo?



- Avisar inmediatamente al personal sanitario.

- Revisar el nivel de consciencia del paciente; si no está consciente, colocarlo en posición de seguridad. (Si no sabes cómo se coloca en posición de seguridad,pincha aquí).

- Manterse en una zona de sombra.

- Si el paciente siente mareo o nota que se desvanece, es mejor dejarlo tumbado con las piernas elevadas para evitar que caiga al suelo y pueda darse un golpe en la cabeza que agrave la situación.

- Intentar bajar su temperatura corporal: compresas frías en cuello, axilas e ingles. Incluso con hielo si disponemos de el.

- Quitarle ropa al paciente puede también ayudar a bajar su temperatura corporal. El uso de ventiladores, abanicos... ¡también se aceptan!

- Si el paciente puede tragar y está consciente, deberá tomar líquidos poco a poco. Tomarlos de golpe podría empeorar su estado.

- Por supuesto, queda terminantemente prohibido dar al paciente medicamentos para bajar la temperatura corporal.

- No dejes nunca solo al paciente, todos necesitamos una mano en algún momento y en este caso puede estar en juego su vida.

Mucho cuidadito: las insolaciones o golpes de calor pueden incluso durar hasta días, por lo que no descartes nada y si tienes fiebre, lo mejor será quedarse en casa para evitar el sol, bien ventilado e hidratado.


Por último, os dejo con unos consejos que nos da la AEMPS, este verano, te mereces disfrutar del sol:



No te pierdas ninguna publicación, ¡suscríbete!:

Delivered by FeedBurner



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner