jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Puntos negros? El antes y el después de las tiras limpiadoras

¡Hola a tod@s!

Siempre valoramos los productos cosméticos por nuestra percepción superficial de sus resultados, es decir, los efectos que tengo a simple vista.

Por este motivo, hoy abrimos una nueva sección de esta nueva temporada, una sección especial para todos aquellos curiosos que quieran ver con sus propios ojos mediante imágenes los efectos de los cosméticos o la apariencia de diversas patologías o situaciones.

 ¡Con cámara de aumentos!



Comencemos:
Advierto a aprensivos que estas imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas.




¿Qué creéis que es esto?


¡Se trata de puntos negros extraídos del folículo! ¡puaaaaj! Nada más y nada menos que uno de nuestros mayores enemigos. Dichosos puntos negros.

Nuestro OBJETIVO de hoy es claro: Valorar la eficacia de las famosas "Tiras Faciales Limpiadoras". Esas que prometen eliminar los puntos negros con un pequeño tirón, esas que todos hemos probado en algún momento de nuestra vida. Los resultados del experimento no te los puedes perder, ¡seguro que no los esperas!

Tengo que reconocer que nunca he sido fan de estas tiras, y es que nada más sacarlas de su envoltorio la mayoría huelen a pegamento/silicona, un olor muy característico que delata su composición. Resumiendo, quería probarlas y constatar mi opinión. 

Personalmente meto en el mismo saco todas las tiras de este tipo, sean de la marca que sean. Esto es porque creo que no hay ninguna en el mercado que ofrezca algo distinto de las otras (curiosamente hay gran diversidad de precios y todas ofrecen los mismos resultados). Por este motivo, y como creo que todas son prácticamente iguales, será la primera vez que no diga de qué tiras se trata. 

Antes de comenzar a evaluarlo, ¡gracias a mi querido voluntario! 

Análisis previo de la piel: Nuestro protagonista posee una piel propia de la adolescencia, nada fuera de lo normal. Algún granito sobre todo en frente (potenciado por la grasa del cabello) y barbilla (posiblemente por culpa del afeitado). Puntos negros en zona T, sobre todo en la nariz, observables a cierta distancia sin necesidad de aumentos (como habitualmente a todas las personas). Algún surco graso, rojeces y venillas o telangiectásias.

Su apariencia antes del tratamiento era esta:


En el número 1 apreciamos un punto negro que sobresale parcialmente del folículo, surcos grasos que son los pequeños ríos de brillo y una piel rugosa e irregular.


En esta podemos observar otro punto negro adentrado casi por completo en su folículo.
Estos puntos negros son esos que apreciamos habitualmente a simple vista, esos que parecen grises o incluso negros en nuestra piel.

En un lado de la nariz, humedecemos con agua y colocamos sobre la parte húmeda la tira, esperamos 15 minutos y nuestro resultado fue:



En estas dos últimas fotos apreciamos como "velos blancos". Estos velos probablemente sea parte del estrato córneo de la piel (es la primera capa, la que nos pelamos cuando nos quemamos del sol) e incluso restos del pegamento que tienen las tiras. Un desastre en este aspecto, aunque era de esperar. Por otro lado, a parte de "arrancar" la primera capa de la piel, arrastramos el sebo o grasa.

Aparentemente tenemos una piel "limpia" (y lo pongo entre comillas con motivo), pero tras mover un poco la cámara... voilá!
¡Empezamos a encontrarnos puntos negros intactos!



Encontrarnos puntos negros intactos contradice mucho la foto que os he enseñado al principio. 

Evaluemos de nuevo la foto principal:




Se trata de la tira que hemos arrancado literalmente de nuestra piel.

¿Y qué vemos? Curiosamente, gran cantidad de puntos negros, ¡además del cabello de nuestro folículo!
Nuestras tiras arrancan el cabello del folículo y con ello arrastran el sebo o grasa habitado en él.

Conclusión final: 

Y aquí aclaro porqué pongo limpieza entre comillas. Desde luego, las tiras podrán hacer de todo, menos limpiar la piel. Lo único que estamos haciendo es "salir del paso" y creernos nosotras mismas que hemos limpiado nuestra piel de imperfecciones. Lo único que hemos hecho es arrancar parte del estrato córneo, y vaciar el poro parcialmente, irritar la piel y enmascarar nuestra problemática con las imperfecciones. 

Es obvio que tras los resultados no voy a incentivar el uso de estas tiras, básicamente porque al terminar el tratamiento seguía encontrándome puntos negros intactos (y bastantes, aunque no pueda apreciarse en la foto por los aumentos). Realmente que no hay nada más "antihigiénico" que las tiras limpiadoras (valga la redundancia, antihigiénico y limpiadoras) y creo que nos ofrecen un resultado "a medias" y bastante agresivo para los resultados obtenidos. Lo cierto es que tampoco espero encontrar la panacea en limpieza de poros, pero si busco algo bastante distinto, sobre todo en metódica del tratamiento.

¡Espero haberos ayudado y siento haber sido tan crítica con ellas!
Es una simple opinión de consumidora y farmacéutica.

¡Muchas gracias!

Olga Orantes. 
Farmacéutica Nº Colegiado 21.209.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner