lunes, 23 de enero de 2017

Mi crema me promete una hidratación 24h, ¡Y nunca consigo mantenerla hidratada 24h!


¡Hola a tod@s!

El último año, mi piel ha dado un cambio drástico. De tener acné hormonal a una piel muy seca, con bastantes estrías de deshidratación y encima, las marcas del acné en la dichosa frente (para no olvidarme de esa querida época).

Y si, he encontrado productos maravillosos para hidratar la piel, pero, seamos sinceras, ¿consiguen hidratarnos la piel durante 24 horas? A mi no, y desde luego, mis obligaciones diarias me impiden hidratarla siempre que lo necesito.

Pero, ¿Porqué no me dura la hidratación 24 horas, tal y como me prometen en el envase? Esta pregunta me hice a mi misma hace casi 2 meses. Si soy constante aplicándome cremas, cumplo mis tratamientos puntuales todas las semanas, ¿por qué no consigo lo que busco?


Todos los expertos en salud hablamos siempre de la alteración de la barrera hidrolipídica de la piel, esta es una fina capa de agua (hidro-) y acidos grasos (-lipidica) que, entre otras funciones, protege y mantiene la piel nutrida e hidratada, ya que evita la pérdida de agua desde el interior de las células.

Estudios científicos han demostrado que los lípidos o grasas que yo ingiero en la dieta son completamente esenciales para el mantenimiento de esta barrera hidrolípídica. Si yo no ingiero los lípidos necesarios y en cantidad suficiente, mi piel no tendrá los ácidos grasos suficientes para formar una barrera hidrolipídica de calidad:

¿Notas la piel más tirante y deshidratada? 

La barrera hidrolipídica de tu piel tiene poca cantidad de ácidos grasos esenciales, por lo que no es capaz de evitar la pérdida de agua de tu piel.
Imaginemos que las células de nuestra piel son vasos de agua. Si yo esos vasos de agua los dejo en el ambiente y dejo pasar las horas, empezará a perderse agua por evaporación. Y esto es lo que sucede con nuestra piel.
Ahora, añadamos aceite a ese vaso de agua en cantidad suficiente para formar una película. Ese aceite hará de barrera protectora y evitará la pérdida de agua por evaporación.
Por lo tanto, si yo no mantengo una cantidad adecuada de lípidos o grasas en mi piel, mi barrera protectora de grasa no será capaz de impedir la salida del agua y mi piel se verá deshidratada.

"No sólo noto la piel deshidratada, si no que además, la noto más áspera y rugosa, necesita que la exfolie casi a diario". 

Esto también tiene que ver con la cantidad de lípidos de la piel. Veréis, cuando la piel no tiene la cantidad necesaria de ácidos grasos, se adapta y busca otras alternativas para protegerla. En este caso, aumenta la síntesis de células de la piel para protegerla y por ello notamos nuestra piel más rugosa y áspera. Este sobre esfuerzo que realiza nuestra piel para mantenerla protegida, gasta mucha cantidad de agua, por lo que nuestro problema de deshidratación empeora.

Por lo tanto, si exfoliamos la piel a menudo, esto se convertirá en un ciclo vicioso sin solución alguna.

"Pero, si las pieles acnéicas son las más deshidratadas y son las más grasas"

Resultado de imagen de foto acné
Efectivamente, pero debemos matizar. No es solo la cantidad, si no también la calidad de los ácidos grasos. La grasa de una piel acnéica es de mala calidad para nuestra piel y de perfecta calidad para que prolifere y se alimente la bacteria del acné. 
Evaluemos, en este tipo de pieles siempre nos empeñamos en quitar toda la grasa posible para evitar la bacteria. Genial, porque la bacteria no tendrá como crecer, pero lo único que hacemos es provocar deshidratación por pérdida de lipidos, por lo que se hace imprescindible aportarle ácidos grasos esenciales.

Ahora que a todas nos ha quedado claro que nuestra piel necesita lípidos o ácidos grasos esenciales, evaluemos:

Si mi piel se ve tan deshidratada, es porque no tengo ácidos grasos esenciales en cantidad suficiente o de buena calidad. ¿Y de donde obtengo esos ácidos grasos esenciales?

Estos ácidos grasos esenciales siempre son incorporados desde la dieta. El problema es que, por nuestro ritmo de vida, nos vemos obligadas a incorporar alimentos con bajo contenido en ácidos grasos esenciales. Es cierto que muchas nos preocupamos por tomar ensaladas y pescado cuando comemos fuera de casa, pero ¿lo hacemos en cantidad suficiente para nuestra piel? Seamos sinceras.

¿Cuales son los ácidos grasos esenciales y donde los encuentro?

Se entienden como ácidos grasos esenciales los omega 3 y omega 6. Estos son:

Imagen relacionada
Omega 6: El más conocido es el Ácido linoleico.
Omega 3: Los más conocidos son el EPA y DHA.

Los podemos encontrar principalmente en aceites vegetales y pescados. 


Y ahora, ¿entiendes por qué no nos funciona la hidratación 24 horas que prometen las cremas?

Olga Orantes. Farmacéutica Nº Colegiado 21.209.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gusta lo que lees? ¡Suscríbete!

Introduce tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner